14.8.07

La energía solar se convierte en el motor del Bajo Martín

Noticia publicada el día 14/08/2007 en el diario La Comarca

Siete de las nueve localidades que componen la Comarca del Bajo Martín avanzan a pasos agigantados hacia la construcción de nuevos parques fotovoltaicos. A excepción de Híjar y Urrea de Gaen, todos los demás pueblos preparan su revolución eléctrica de mano de la energía solar.

Tras conocer los parques de Vinaceite y el de Castelnou, que será el más grande de España cuando se finalice, y tras las prolongadas negociaciones en Samper de Calanda para la instalación de una o dos ‘huertas solares’ y un Instituto Superior, Jatiel se encuentra próximo a cerrar la construcción de un conjunto de 200 hectáreas entre su término municipal y el de Castelnou. La Puebla lleva ya una larga temporada esperando el proyecto definitivo de Iberdrola, de quien reconocen se interés por el pueblo y en Albalate se espera que en las próximas semanas se comience a instalar un parque de 10 hectáreas y 1 megavatio de potencia. Y en Azaila existen dos o tres proposiciones, pero se espera a que se concreten en un plan serio para decidir algo. Tan sólo Híjar y Urrea carecen de ofertas formales.

Además, estas instalaciones no van a llegar solas. En Castelnou se va a situar también una fábrica de producción de pies de seguidores con un aula de enseñanza para los trabajadores. Y en Samper se habla de la construcción de un Instituto avanzado para ingenieros con una residencia.

Y es que, precisamente uno de los aspectos más negativos de estas ‘huertas solares’ es el de la creación de puestos de trabajo, que es muy baja.

Uno de los aspectos más importantes para las compañías antes de instalarse es que las tierras sean suelo público, ya que de este modo evitan interminables negociaciones con los particulares, que en muchos casos piden cifras desorbitadas y que prolongan innecesariamente el trato final.

Otra de las necesidades más importantes que han de cumplir los terrenos es el de tener una línea de evacuación cercana, o al menos la posibilidad de conseguirla, para canalizar la electricidad creada y almacenarla en una central. Este es uno de los aspectos más positivos del Bajo Martín, ya que Andorra, Utrillas y Castelnou aportan mucho peso en las negociaciones.

Además, las recientes legislaciones energéticas europeas y nacionales han favorecido ampliamente dichas construcciones. Y es que, desde que se establecieron los ‘Planes de Energías Renovables 2005-2010’, el Estado pretende disminuir la dependencia exterior con los países productores, reducir el déficit energético y ayudar a cuidar el medio ambiente.

No obstante, el presidente de la comarca del Bajo Martín y alcalde de Albalate, Antonio del Río, explica que existen graves problemas a la hora de aplicarlo. Por un lado, se establecieron cupos de producción que algunas comunidades se apresuraron por ocupar, dejando poco margen a otras, es una energía cara, que se paga a 70 pesetas el kilovatio y hacen falta líneas de evacuación que no son fáciles de conseguir.

También hay que tener en cuenta que estos planes duran hasta el 2010, por lo que el presidente comarcal manifiesta su temor de que pueda convertirse en una nueva burbuja. Aunque añade que si se saben hacer bien las cosas y tiene duración, la apuesta fuerte por las energías renovables puede ser una gran baza de futuro.

Otro de los aspectos más reseñables de los parques fotovoltaicos es que tras ser construidos por las empresas, estas, a su vez, los dividen en parcelas de entre 6 y 7 hectáreas que son sacadas a mercado. Los inversores pueden de este modo participar en el negocio de la energía solar y la empresa se encarga de la manutención.

1 Comments:

  • Desde luego que hay que producir energía y eso es positivo. Pero la gente de esos pueblos debería pensar en que una vez que estén construidos esos parques, no va a ir ni un turista a toda la comarca. A nivel paisajístico y estético es un desastre eso de 200 has. de placas solares. Se puede decir que hipotecará irremediablemente el futuro turístico de esos pueblos.

    By Anonymous Anónimo, at 9:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home